Videos

Videos.

Lista de invitados

Antes de confeccionar la lista de invitados debemos tener dos cosas en cuenta: el tipo de boda que queremos (íntima y familiar, o multitudinaria) y el presupuesto con el que contamos.
Estos dos puntos serán importantes condicionantes para toda la organización de la boda.

Confeccionar la lista de invitados de la boda va a ser un tema delicado que puede incluso llegar a producir roces. En primer lugar hay que tener muy claro que no vamos a poder invitar a todo el mundo así que será inevitable un cierto proceso de selección.

Una forma ordenada de empezar con la lista de invitados es que cada uno de los novios escriba la lista de invitados de sus respectivas familias. En primer lugar los familiares más cercanos, para continuar después con amigos, compañeros de trabajo, conocidos, compromisos, etc.

Lo ideal es que tanto la novia como el novio confeccionen una lista por separado para luego ponerla en común y realizar la selección.

Una vez hecho esto, deberán realizar la lista de los invitados comunes: amigos y compromisos.
Se unen estas listas y se eliminan los posibles duplicados que existan. Con el presupuesto que contamos, se debe comprobar si es posible invitar a todos los invitados.

Como norma general, no se puede invitar a todo el mundo que deseamos, por lo que empezamos la selección, eliminando aquellos invitados que consideramos menos “importantes” para nosotros.

La lista de invitados, se deberá confeccionar con suficiente antelación ya que después hay que basar la mayor parte de la organización en el número de asistentes como por ejemplo las invitaciones de boda o los cubiertos del banquete.

Es conveniente que alguno de nuestros padres o familiar cercano repase la lista, para recordarnos los posibles olvidos, sobre todo en cuanto a la familia se refiere.
Prácticamente siempre nos encontraremos con cancelaciones de última hora, imprevistos, e invitados que sencillamente no puedan asistir al evento, así como invitados de última hora, por eso, debemos contar con un cierto margen de maniobra.

Invitaciones de Bodas

Hoy en día nos ponemos en contacto con nuestros allegados de muy diversas formas, principalmente por teléfono o por correo electrónico.
Aún así, la clásica invitación de boda no puede faltar, más que nada como claro recordatorio de todos los detalles para que nadie se equivoque de día, de lugar o de restaurante.
Toda invitación de boda debe contener el nombre y apellidos de los dos novios. El nombre de los padres es opcional, aunque normalmente se ponen por tradición y por los invitados de estos.

Debe figurar claramente la fecha, lugar y hora del enlace, así como las direcciones de la ceremonia y del banquete posterior.
Al final de la invitación debe fugurar los teléfonos de confirmación de la asistencia.
Además de la invitación propiamente dicha, se puede complementar con un plano de acceso a los lugares de celebración.

Las tarjetas de boda deben ir consonancia con el de la boda en general. Por tanto si la boda y la novia son clasicas, la invitación deberá serlo también.
En cambio, si la boda es más informal la tarjeta puede ser más abierta y variada.
Normalmente son las invitaciones modernas y que rompen con lo clásico las que más se recuerdan en el futuro.

Ideas para economizar

  • Compra las bebidas por tu cuenta en una licorería.
  • Sirve un ponche o vino solamente. Así economizarás, ya que las bebidas alcohólicas cuentan mucho dinero.
  • Contrata los servicios de un “catering”.
  • Un desayuno o un brunch es más económico que una cena. Además las personas, generalmente, toman menos a tempranas horas.
  • Si ofrecerás bar abierto, limita el tiempo.
  • Evita seleccionar menús que contengan camarones, langostas y otros mariscos. La carne, el pollo y la pasta resultan más económicos.
  • Reduce tu lista de invitados. Convida a tu familiares y amigos más cercanos

Salon de Fiestas, eventos, graduaciones, quince años y bodas